Secretos de Finlandia en otoño

Secretos de Finlandia en otoño

Silvina Prado, Head of Social Media & ORM de W2M
Silvina Prado, Head of Social Media & ORM de W2M
mayo 2021

Silvina Prado Martínez, Head of Social Media & ORM de W2M, es una enamorada de su trabajo y de los viajes y, como bien dice: “Las redes sociales y los viajes son la combinación perfecta, te pueden llevar tan lejos que ni te lo imaginas.”

Si te dicen Laponia o Finlandia, ¿qué es lo primero que te viene a la mente? Estoy segura de que enseguida visualizas un paisaje blanco, nevado, casi de otro planeta y esperas que aparezca Papá Noel con su traje rojo y su trineo tirado por renos... ¿a qué sí? Pues no vas mal. Esa postal navideña es una de las tantas que puedes traerte de tu viaje a Laponia en invierno.

Pero no la única. Laponia está situada en el Círculo Polar Ártico y es compartida por varios países: Finlandia, Noruega, Suecia y Rusia. Os voy a compartir parte de mi experiencia en la zona finlandesa y los secretos mejor guardados de su otoño, una región cubierta de lagos y bosques que en esta época del año se tiñen de rojos y ocres... ¡un festival de colores para la vista!

¡Allá vamos!

Mediados de septiembre. Llegamos en plena Ruska. ¿Has oído hablar de ella? Una explosión de color, literal. La gente del sur solemos visitar Laponia sobre todo en invierno y el otoño sigue siendo un gran secreto prácticamente reservado para los locales y vecinos próximos que lo saben disfrutar cuando los paisajes despliegan una gama infinita de marrones, amarillos y rojos que mezclados con verdes anuncian el fin de la época estival. Clorofila, fotosíntesis, carotenoides, antocianinas y otras muchas palabras han sido reunidas en este vocablo finés que define al fenómeno natural que hace su primera aparición por el norte del país para luego extenderse al resto de la geografía ya entrado el mes de octubre.

Los huskies te llevan de paseo

El Parque nacional de Riisitunturi es un lugar ideal para hacer excursiones en cualquier época del año pero en otoño, a diferencia de otras épocas, puedes recoger frutos del bosque, observar aves o simplemente disfrutar del entorno mientras paseas; pero también puedes hacer un safari con huskies o que te lleven a dar un paseo. Sí, como lo lees, si piensas que tú llevarás al perro a pasear ve quitándote la idea de la cabeza porque estos animalitos tienen tanta energía que te regalarán una aventura que no olvidarás nunca. Una mezcla de diversión y ejercicio que hará que disfrutes el doble del recorrido.

Clic clic clic

Si lo tuyo es caminar y dejarte llevar por el entorno entonces el Parque Nacional Oulanka es el lugar indicado y, si las fotografías o Instagram son lo tuyo también es el lugar ideal porque te sumergirás en un verdadero paraíso para los cazadores de instantáneas. Puentes colgantes, ríos, frutos silvestres, animalillos que te observan a su paso... lo tiene todo y de una belleza y colorido increíble. Caminar por sus bosques, oler el aroma de los árboles, sorprenderte por el sonido de las aves... desconexión total es lo que encontrarás en tu visita al parque que abarca 270 km2 y que limita con el Parque Nacional Paanajärvi ya en la vecina Rusia.

¿Flotar en el río?

¡De lo más original que he hecho en mi vida! Te relajas y dejas que el río te lleve... Eso sí, ¡no te despistes que lo mismo acabas en Rusia! Una aventura en toda regla, desde ponerte el traje, y asegurarte que no entrará agua por ningún lado, hasta tratar de ponerte de pie para salir del río dignamente (jejeje). Una actividad para repetir en diferentes épocas del año, porque flotar en un lago o río congelado mientras contemplas las auroras boreales ¡es impagable!, y posible de experimentar en tu viaje a Finlandia.

¿Auroras boreales?

Ni lo menciones… no he visto ni una… ha sido mala suerte ya que el otoño es la época ideal para verlas porque comienza a haber más oscuridad y solo necesitamos que haya oscuridad para disfrutar de este espectáculo de la naturaleza. Otro punto a favor de esta estación es que los lagos todavía no se han congelado y podrías verlas reflejadas y observar lo que se llama una “aurora doble”. Siendo positiva, no las he visto pero tengo un motivo (y muy grande) para viajar a Finlandia, ¡en cuanto pueda!

No te quieres volver...

Eso es lo que pasa cuando visitas el país más feliz del mundo. ¿Sabes por qué? Porque en Laponia finlandesa puedes ver algunas de las mejores auroras boreales del mundo, porque es la “Tierra de los Mil Lagos”, porque el 70% de Finlandia está ocupada por bosques mágicos... ¿sigo?

¡Ah! Y la gastronomía... Madre mía, ¡que delicia! Pero esto lo dejamos para otro post porque hay mucho que contar, solo te puedo anticipar que Laponia es la “Casa del Wild Food” donde podrás descubrir el lado más “salvaje” de la cocina ecológica y orgánica.

Nähdään Lapissa!

Valoraciones de este artículo

Valoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículo
Valoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículo
5 / 5 (16 votos)