portada

La Gran Migración: El Masai Mara ( Kenia) en su máximo apogeo

Rosa Escandell y William Kikanae Ole Pere

Rosa Escandell y William Kikanae Ole Pere

junio 2024

Rosa, que nació en Alicante y adoptó Kenia como su país de acogida, ha dedicado su vida a proteger y apoyar a las personas vulnerables. Renunció a su trabajo de ejecutiva de banca para trabajar con Women Together y la ONU en Nueva York. Se capacitó en microcréditos y, junto con William empezó una historia que les llevó a fundar ADCAM hace cerca de 20 años, una asociación que brinda ayuda a miles de artesanas Masai y a una escuela primaria en Kenia. También creó otras asociaciones para impartir formación textil a mujeres en riesgo de exclusión social. William, Guerrero Masai y guía de National Geographic, líder de su comunidad y director de ADCAM en Kenia, fomentó, contra viento y marea, la autonomía económica de las mujeres de su tribu con la colaboración de Rosa. Además del taller de mujeres y de la escuela que cuenta con más de 200 niñas y niños, la prevención de enfermedades son, junto con su profundo amor y respeto por la naturaleza, los pilares de sus metas de vida.

Imaginad por un momento estar en medio de la sabana africana, en Kenia, rodeado de la belleza y la majestuosidad de la naturaleza en su estado más puro. El sonido de los ñus y otros animales salvajes llenan el aire mientras se preparan para “el gran cruce”. La emoción es palpable mientras esperas con anticipación para presenciar este espectáculo único en la vida. La experiencia de ver la Gran Migración es algo que te cambia la vida. Te conecta con la naturaleza de una manera que pocas cosas pueden hacerlo. Te hace sentir pequeño y humilde ante la grandeza del mundo que nos rodea. Y al mismo tiempo, te hace sentir vivo y lleno de asombro. Pero no es solo la migración lo que hace que esta experiencia sea tan especial. Es también la conexión con la cultura Masai y su profundo respeto y amor por la naturaleza. Aprender de ellos y compartir su forma de vida es algo que te enriquece y te hace ver el mundo de una manera diferente.

La Gran Migración de los ñus es una de las experiencias más maravillosas del mundo, y es el momento culminante de un safari en África oriental para los viajeros que visitan este impresionante destino durante el verano.

El lugar para vivir esta experiencia, el norte de Tanzania (Parque Nacional de Serengueti) o el sur de Kenia (el parque Maasai Mara), depende de la época del año, pero los Guerreros Masai prefieren verla desde el Maasai Mara, no sólo porque es su tierra, sino porque los ñus residentes del Maasai Mara se quedan con los del Serengueti y no cruzan. Son más inteligentes -dice William- y no se exponen a ser devorados por los cocodrilos.

La gran migración se produce cuando la sequía del verano avanza entre julio y agosto y los pastos se vuelven más secos, hay menos agua para beber y el instinto ancestral de los ñus que pasan de generación en generación les hace percibir la humedad y las lluvias del sur.

A mediados de julio la migración ya está en el extremo norte y cruzando a Kenia y empiezan los pasos a través del río. Son estos, los meses de julio a octubre los más propicios para presenciar el famoso espectáculo de las bestias atravesando el rio Mara (Maasai Mara).

Durante los 20 años que llevo trabajando en Kenia junto a William, son innumerables las veces que he recorrido el National Reserve para ver el “crossing” y no siempre con éxito, pero siempre al salir del parque me he preguntado, ¿cómo será dormir en esta naturaleza tan salvaje? William siempre tiene la respuesta adecuada; “el paraíso”.

En el National Reserve, la mayoría de los jeeps entran y salen para ver este espectáculo y solo unos pocos privilegiados pueden quedarse en la reserva, pero después de 20 años vemos realizado otro sueño: os ofrecemos junto a nuestro amigo de viaje Icárion, la posibilidad de acampar durante una noche junto a nuestros Guerreros, en una colina dentro del National Reserve, en un bosque junto al rio Talek, muy cerca del Airstrip de Ol Kiombo donde los atardeceres son de ensueño. Pero, además esto lo hacemos en un terreno propio donde nadie, excepto nosotros y nuestros huéspedes, pueden transitar y situado entre los dos grandes cruces del “crossing”.

Por lo tanto, las posibilidades de observar este fenómeno único en el mundo, son máximas. Nuestra prioridad es poderlo ver una o varias veces durante cada una de estas expediciones. Combinamos dos días de safaris con cruce y preparación al cruce.

Y este programa es combinable con cualquier otro safari en Kenia, al finalizar el mismo, aunque lo ideal es que se haga al finalizar la propia estancia en nuestro Eco-Lodge Sawa Mara, donde todo lo que pagas por tu viaje redunda en beneficio para la comunidad masai.

Además, de disfrutar de 2 días de safari y una noche en plena sabana, en una ubicación tan espectacular y especial como la mencionada, los amigos que nos acompañen tendrán la oportunidad de ver los hipopótamos saliendo del río al caer la noche y de, junto a la hoguera, disfrutar de las estrellas, sonidos y aromas de la sabana.

En definitiva, vivir la esencia de la sabana africana, naturaleza en su estado más puro, volver a la esencia y al origen del ser humano. Un lugar donde cada soplo de viento y cada huella en la tierra cuenta una historia. Un contacto real con la madre tierra y conocimiento de uno de los pueblos más fascinantes del planeta: los Masai.

La experiencia de ver la Gran Migración y pasar tiempo en la sabana africana es algo que te llena de emoción, te conecta con la naturaleza y te enriquece culturalmente. Es una experiencia que no se puede comparar con nada más y que te deja con recuerdos y emociones que durarán toda la vida.

Valoraciones de este artículo

5,0 / 5 (9 votos)