Mi vida en el reino de los renos

Mi vida en el reino de los renos

Timo Tuuha, guía turístico y co-propietario de granja de renos en Salla
Timo Tuuha, guía turístico y co-propietario de granja de renos en Salla
abril 2021

Mi nombre es Timo Tuuha, tengo 32 años y soy guía de naturaleza en Salla, en el ártico finlandés. Vivo en una bonita casa tradicional justo al lado del Parque Nacional de Salla, junto a mi mujer y mis dos hijos. Trabajo en el Parque de Naturaleza de Salla como guía. Llevo realizando esta tarea más de 10 años y desde 2019 también soy uno de los propietarios de la compañía. Me encanta mi trabajo, no imagino mi vida lejos de esta inmensidad.

Toda historia tiene un comienzo

Nací aquí, en Salla, y he vivido aquí la mayor parte de mi vida. Cuando tenía unos veinte años viví durante una temporada en el sur de Finlandia y me dediqué a viajar un poco por el mundo también. Fue durante aquellos años lejos de Salla, cuando entendí que éste es mi lugar. Era aquí donde quería pasar el resto de mi vida, trabajar y fundar una familia. Durante mis viajes por el mundo, tuve la suerte de visitar algunos lugares maravillosos, pero también comprendí que Salla, en Laponia, es uno de los rincones más asombrosos de la Tierra. Cualquiera que viaje a Laponia, entenderá que pocos lugares en el mundo pueden rivalizar con semejante belleza.

 

Siempre cambiante

Cada estación del año es diferente. El paisaje cambia, a veces parece irreal, casi mágico. Esas noches polares en diciembre y enero, el sol de medianoche en verano, la extraordinaria naturaleza que te acoge y te envuelve y los amables habitantes de la región son sólo algunas de las cosas que os puedo contar y que hacen tan especial a Salla, tan diferente del resto del mundo. Cualquiera que viaje a Salla, a este rinconcito de Laponia, entenderá porque los que vivimos aquí nos resistimos a abandonar nuestro hogar.

 

Mi trabajo como guía en Laponia

Mi trabajo es muy especial. Hay muchas tareas que hacer. Conocer gente de todo el mundo, muchos españoles entre ellos que vienen aquí con los viajes a Laponia de Icárion y mostrarles la Naturaleza de Salla y el verdadero espíritu de Laponia es una de las más importantes. Disfruto cada día trabajando en el Parque, con maravillosos compañeros y también, por supuesto, los renos, que tienen un papel fundamental en esta apartada región finlandesa.

 

La verdadera Laponia

Cuando hablo de “la verdadera Laponia” me refiero a que este lugar no es una suerte de circo o un parque de atracciones temático donde el viajero simplemente viene a tachar cosas de una lista de experiencias pendientes. Por supuesto, estas experiencias son una parte del viaje a Laponia, pero hay muchísimo más. Para mí “la verdadera Laponia” trata de naturaleza prístina, silencio, la belleza de lo salvaje y lo inesperado, una atmósfera única y una forma de pensar y vivir. Aquí el nivel de estrés es mucho menor y es algo que se siente en cada rincón. Cuando caminas por el bosque es casi como si fueras la primera persona en poner los pies allí. El silencio te obliga a detenerte a respirar el aire puro y experimentar esa agradable soledad, en conexión con la naturaleza.

Los mejores compañeros de trabajo

Otra cosa que hace mi trabajo tan especial es el equipo que me rodea. Creo que tiene que ver con la mentalidad de los lapones. La gente aquí es sencilla, relajada y de trato fácil y, aunque puede que os sorprenda, también tenemos un gran sentido del humor. Nuestra comunidad es más una familia que un grupo de colegas. A lo largo de estos años he comprobado que la gente que viaja a Laponia siente ese ambiente acogedor y la calidez de la gente.

Cuando hablo de mis compañeros de trabajo, tengo que hacer referencia también a los animales que trabajan conmigo en el Parque. Tenemos 60 renos entrenados para tirar de los trineos y casi 200 perros huskies. Todos los animales que trabajan aquí son esenciales para nosotros y su cuidado y bienestar es una prioridad. Sin ellos, las aventuras en la naturaleza de las que disfrutamos no serían posibles. Tratar a los animales con cariño y respeto también es parte de la cultura lapona. La Naturaleza es muy importante para los lapones, vivimos por y para ella y sentimos su generosidad cada día. Formamos parte de la Naturaleza, vivimos dentro y no ajenos a ella. Esto se traduce en un inmenso respeto a la Naturaleza y sus animales. La naturaleza es poderosa e incontrolable y, por eso, hay que tratarla con gran respeto.

Un deseo

Salla en particular y Laponia en general son lugares muy especiales. Me encantaría que todo el mundo pudiera experimentarlas al menos una vez en la vida. Me gustaría que cada persona pudiese detenerse aquí, olvidarse de las prisas y disfrutar de la naturaleza límpida y la compañía de nuestros animales. Me gustaría que cada persona del mundo pudiese sentir lo que yo siento cada día, las cosas que hacen que ame Salla.

Valoraciones de este artículo

Valoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículo
Valoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículo
4,85 / 5 (27 votos)