Hacia un turismo más sostenible tras la pandemia

Hacia un turismo más sostenible tras la pandemia

Jordi Rivera, Director de Producto de Icárion
Jordi Rivera, Director de Producto de Icárion
febrero 2021

Jordi, Director de Producto de Icárion y Máster en Turismo Sostenible, es un apasionado de los viajes que, con el tiempo, ha aprendido a disfrutar de la forma más responsable posible. Enamorado especialmente de las regiones árticas, disfruta aplicando estos valores y principios a la programación de Icárion para que todos nuestros pasajeros se sientan viajeros responsables

Que la crisis sanitaria del COVID-19 ha tenido y está teniendo todavía un impacto significativo en el desarrollo económico mundial es una obviedad. Cuarentenas a gran escala, restricciones de viaje y medidas de distanciamiento social han provocado una fuerte caída en el gasto de los consumidores y por lo tanto una recesión económica sin precedentes.

Crisis COVID-19 en el sector turístico

Aunque no somos los únicos y son muchos los sectores afectados por esta pandemia, los que nos dedicamos al turismo en cualquiera de sus vertientes, albergamos mucha incertidumbre sobre lo que va a ser de nuestro sector en el futuro. Nos preguntamos si, tras el periodo de crisis, todo volverá a la normalidad anterior o bien a una nueva normalidad; una nueva normalidad tan esperada como desconocida en el momento de escribir estas líneas. Nos asalta la duda sobre si el impacto de la crisis hará perder poder adquisitivo a los clientes, reduciéndose la demanda o bien si las ganas acumuladas de viajar harán que los ingresos de la industria no se vean demasiado afectados. E incluso si, más allá de los protocolos sanitarios necesarios cuando se retomen las actividades, los gustos y necesidades del consumidor cambiarán viéndonos obligados a repensar nuestra oferta enfocándola a una nueva demanda o si por el contrario cuando nos olvidemos de las mascarillas todo volverá a como era antes de la pandemia.

 

Estudio sobre la demanda de producto turístico sostenible

En el marco de mis actividades académicas y de investigación he tenido la oportunidad de liderar algunos estudios publicados, entre otras, en la Revista de Investigaciones Turísticas GRAN TOUR y en Tourism Planning and Development, sobre cómo se percibe en la intermediación turística el presente y futuro de la relación de los turistas con la sostenibilidad y con la demanda de un producto turístico más responsable.

 

Repensando el turismo tras la pandemia

Se entiende que, al finalizar el periodo de aislamiento, y antes de que la distribución de la vacuna a gran parte de la población nos vaya devolviendo progresivamente a la normalidad, se ha producido una fase de convivencia con el virus en la que las actitudes y comportamientos durante los viajes se están viendo  bruscamente modificados. Durante la investigación quedó constancia de que algunos de los rasgos característicos del turismo sostenible ofrecen una mejor predisposición a cumplir con los protocolos de seguridad e higiene necesarios en estos momentos y durante este periodo de vacunación. Por lo tanto, en esta nueva era del turismo post-Covid se considerarán esenciales variables como la masificación del destino, el tamaño del alojamiento, el volumen de huéspedes de este, el tamaño de los grupos en que viajamos y que las actividades tengan un aforo limitado, al aire libre a ser posible y con el distanciamiento social necesario; todo en aras de la tan ansiada garantía sanitaria. Se percibe una tendencia que aporta un enfoque distinto al turismo masivo dominante hasta nuestros días y, sin duda, algunos de estos nuevos rasgos coinciden plenamente con las características más conocidas del turismo sostenible y del ecoturismo. No es de extrañar entonces que una parte de la industria turística, por convicción o necesidad, haya observado este periodo como una oportunidad para reconsiderar una transformación del sistema turístico global hacia uno más alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 (ODS) de Naciones Unidas.

 

Nacimiento de Icárion en este marco

Icárion, que ha nacido durante este periodo, lo hace orgullosa de formar parte del ADN de IBEROSTAR, la compañía hotelera española más comprometida con el medioambiente. Con más del 80% de hoteles en primera línea de playa, la compañía centra sus objetivos en la conservación de mares y océanos para contribuir a un turismo cada vez más sostenible.

Siendo conscientes que el planeta nos necesita, no entendemos el turismo si no es sostenible. De esta forma, nos asomamos al mercado con la convicción de que nuestros objetivos de crecimiento económico deben estar alineados con nuestros objetivos sobre los tres ejes de la sostenibilidad: el social, el económico y el ecológico. Por ello todos nuestros esfuerzos van encaminados a aplicar los principios de sostenibilidad del desarrollo turístico para asegurar su viabilidad intergeneracional y su contribución al desarrollo sostenible.

Durante dicho estudio se analizó la percepción del agente de viajes sobre la sostenibilidad turística y su anunciado auge y se conoció mejor el perfil de cliente sensible y responsable en su forma de viajar. Se concluyó que nuestros socios, los agentes de viajes, consideran la coyuntura actual como un punto de inflexión a partir del cual este nicho del mercado va a ir en aumento, pero al mismo tiempo, observa con temor que la escasez de oferta especializada a su alcance podía desembocar, de no revertirse esta tendencia, en que no fuese capaz de fidelizar a este segmento de cliente más exigente y responsable con la sostenibilidad turística. 

 

Icárion Vs. los sistemas de comercialización turística tradicional

Esto es debido a que los sistemas tradicionales de comercialización y distribución se centran en productos y servicios turísticos más estandarizados y masivos y que existe, por lo tanto, una gran escasez y desconocimiento de otro tipo de producto más sostenible en sus agencias de viajes. Desde Icárion salimos al mercado con el objetivo de facilitar a nuestros clientes y a sus agentes de viajes un producto que, además de ofrecerles el mayor disfrute posible durante su viaje, les garantice la tranquilidad de saber que su viaje es lo más responsable posible. Es por ello por lo que todos nuestros sistemas están integrados y focalizados en este objetivo desde el primer minuto, formando parte de nuestro ADN.

 

Compensación de la huella de CO2 de los vuelos de todos los clientes Icárion

Tanto es así que, entre las diferentes acciones enfocadas a este objetivo englobadas en un ambicioso plan de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y de colaboración con nuestros proveedores, vamos a ser la primera empresa de la turoperación en España en compensar la huella de CO2 de los vuelos de todos nuestros pasajeros. Y además sin coste adicional para nuestros clientes. De todos es conocido que la actividad turística tiene también un impacto negativo en el cambio climático. Uno de los principales motivos es la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera durante el transporte aéreo. Para este objetivo destinaremos, a dos proyectos diferentes, los fondos económicos necesarios en proporción a las toneladas de CO2 emitidas por los vuelos de todos nuestros clientes.

 

The International Small Group and Tree Planting Program (TIST), Uganda

El primero de ellos es un ambicioso proyecto de reforestación en Uganda, donde cerca de 22.000 granjeros de hasta 1.600 comunidades diferentes son ayudados a plantar 8 millones de árboles en sus propios terrenos reteniendo así su propiedad y los frutos que de ellos obtienen. Se beneficia de la misma acción por lo tanto la sociedad local, su economía y al medioambiente, a través de la misma acción.

Bosque Comunitario de Luangwa, Zambia

El segundo proyecto es el Bosque Comunitario de Luangwa en Zambia, que es un gran proyecto de conservación de bosques validado por la Climate Community and Biodiversity Alliance Standard (CCBA) con la más alta puntuación (Triple Gold) por su excepcional impacto en la comunidad, el clima y la biodiversidad. Para conseguir frenar la deforestación no planificada, el proyecto aborda los factores socioeconómicos subyacentes de la deforestación: la agricultura de subsistencia y la recogida de carbón y leña. El proyecto incentiva a las comunidades a mitigar la deforestación creando un claro vínculo con los beneficios del proyecto mediante la introducción de pagos basados en el rendimiento.

Mediante dicha aportación, auditada por la organización sin ánimo de lucro Compensate, nuestros clientes podrán volar a sus destinos de vacaciones con la tranquilidad que su viaje en avión no dejará ninguna huella en el planeta pues esta queda compensada ampliamente por esta aportación a dichos proyectos. En futuros posts nos acercaremos a estos proyectos en mayor detalle.

Si bien somos conscientes que esto no es suficiente, nos sentimos orgullosos de esta y de otras iniciativas para aportar nuestro granito de arena a este fin común que es conservar nuestro planeta.

Valoraciones de este artículo

Valoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículo
Valoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículo
4,03 / 5 (505 votos)