puca-celebrando-el-origen-irlandes-de-halloween.jpg

Puca: Celebrando el origen irlandés de Halloween

Cristina-Espejo.jpg

Cristina Espejo, Business Partnerships Executive en Turismo de Irlanda

noviembre 2022

Malagueña de nacimiento e irlandesa de adopción, Cristina Espejo es Business Partnerships Executive en Turismo de Irlanda en España. Después de haber vivido y trabajado en varios países, Irlanda fue el lugar que llegó a su corazón y a día de hoy se siente muy afortunada de poder compartir su pasión por la Isla Esmeralda con el mercado español. Su conocimiento del destino es exhaustivo y es una enamorada de la gente, historia, cultura, paisajes y tradiciones irlandesas.

Índice

  1. undefined
  2. undefined
  3. undefined
  4. undefined
  5. undefined
  6. undefined
  7. undefined

A medida que la luz se desvanece, nos sorprende el antiguo festival pagano de Samhain. Se trata del Año Nuevo Celta, una época de cambio e incertidumbre en la que nuestros antepasados extinguían las llamas del año anterior y daban la bienvenida a la nueva estación con un fuego ceremonial. Este es el momento en el que se desvanece el velo entre el mundo de los vivos y el de los muertos… Este es el momento en que regresa el Festival Púca para celebrar los orígenes irlandeses de Halloween con tres días y cuatro noches repletos de eventos del 28 al 31 de octubre.

El origen de Halloween

Las pruebas encontradas en excavaciones arqueológicas, las leyendas, los mitos y la historia celta se han estudiado bien para descubrir la historia del auténtico origen de Halloween en Irlanda. Según el folklore irlandés, Halloween se remonta a la antigua festividad celta de Samhain (sow-win), que significa “fin del verano” en irlandés gaélico, y marcaba el fin de la temporada de cosecha y el comienzo del nuevo año.

Las celebraciones de la entrada en el nuevo año celta se acompañaban entonces de fuegos, festejos de la cosecha y degustación de los productos recolectados, música, reuniones y el relato de historias.

Además, al difuminarse la línea que separa a los vivos de los muertos, los espíritus como Púca se movían entre ambos mundos. Los irlandeses de entonces se disfrazaban y llevaban máscaras para protegerse de estos espíritus.

El Festival Púca

'Púca' es un personaje característico de la narrativa de Halloween en Irlanda. Es un ser mítico cambiaformas y travieso que se aparece a extraños rebeldes por la noche. A este espíritu temperamental le gusta jugar al tramposo con los humanos, causando estragos en cultivos, propiedades y asustando a quienes lo encuentran y su figura está relacionada con la tradición celta de Samhain.

Cada Halloween, el Festival Púca celebra esta antigua estación y da la bienvenida a estas peculiares y traviesas criaturas de Samhain con eventos en algunos de los lugares más históricos de Irlanda. La colina de Ward, donde se encendieron por primera vez esos antiguos fuegos; Drogheda, una de las ciudades más antiguas de la isla; el bonito pueblo de Slane, con su famoso castillo, y la histórica ciudad de Trim, dominada por una imponente fortaleza normanda.

Este año, el espíritu de Púca regresa para celebrar un año más que Irlanda es el lugar de nacimiento original de la celebración internacional de Halloween. Este espectacular y sobrenatural festival tendrá lugar del 28 al 31 de octubre en la región conocida como el Ancestral Este de Irlanda, y promete ser una celebración por todo lo alto repleta de música, mitología, espectáculos, folklore, propuestas gastronómicas y mucho más. Las localidades de Athboy, y Trim -impregnadas de leyendas y las tradiciones celtas del Samhain- concentrarán este año las actividades del festival.

Athboy y Trim, sedes de la magia de Púca

La ciudad de Athboy cuenta con una tradición de Halloween muy personal, con manuscritos antiguos que atestiguan que Tiachtga y la colina de Ward fueron importantes centros de reuniones durante Samhain. La Colina de Ward, es un lugar sagrado desde donde se creía que emanaban los primeros rayos de luz del año nuevo, y acogerá el 31 de octubre un evento histórico y espiritual en el que se narrará la historia original de Halloween, y en el que las 5 provincias ancestrales de Irlanda estarán representadas de forma simbólica entorno a un fuego.

La pequeña e idílica localidad de Trim, presidida por su imponente castillo, iluminará las noches más tenebrosas de Halloween con una exhibición de luces que dejará helados al mundo de los vivos, y no tan vivos. Cuatro noches sobrenaturales de música, comedia, gastronomía y folklore se celebrarán en esta localidad histórica y alrededor del castillo, incluyendo el espectáculo “La Llegada de los Espíritus” el 29 de octubre para arrancar oficialmente el festival. Puedes crear tu propia máscara, unirte al grupo de espíritus que te guste más, y participar en una procesión muy colorida a través de las calles de Trim, terminando a los pies de los muros iluminados del castillo, antorcha en mano.

Y en el principio no eran calabazas, eran nabos

La tradición de tallar calabazas con rostros grotescos y con una vela en su interior, también conocidas como Jack-o´-lanterns (antorchas de Jack), tiene un origen curioso, e incluso divertido, ya que en un principio lo que se tallaban eran nabos. Los nabos irlandeses son una especie autóctona de gran tamaño que no eran nada común en América, y por ello, los emigrantes irlandeses que llevaron la tradición de Samhain/Halloween a Norteamérica, los sustituyeron por calabazas.

El nombre de Jack-o´-lanterns que reciben estos nabos o calabazas talladas responde a la leyenda irlandesa del malvado Jack, un personaje atrapado entre el cielo y el infierno, condenado a vagar por la tierra con nada más que una linterna para iluminar su camino. Se cuenta que utilizaba su luz para desviar a la gente hacia lo desconocido.

Tradiciones gastronómicas de Samhain

Algunas tradiciones de la cosecha giraban en torno al calendario agrícola: traer el ganado para el invierno, que todas las patatas fueran recolectadas para Halloween y que toda la avena debía estar apilada para ese día. Otras tradiciones eran un poco más peculiares. Las moras y las manzanas no podían recolectarse antes de Halloween porque Púca escupía en estas frutas la noche después de Samhain. En algunas partes de Irlanda, aún persiste la antigua tradición de dejar un plato de comida la noche de Halloween para las hadas o para Púca.

Una tradición muy antigua es cocinar tortas de avena con un hueco en el centro por el que se podía pasar una cuerda. A cualquier niño que venía por manzanas y nueces (hoy en día se conoce como “truco o trato”), se le daba una de estas tortas de avena para que se la atara al cuello.

Algunos platos tradicionales que todavía hoy se cocinan en las casas irlandesas son el colcannon (variedad de puré de patatas), el champ (otra variedad de puré de patatas del Condado de Armagh), los boxty pancakes (tortitas de patata), el barmbrack (bizcocho de frutas que puede prever el futuro) y el fadge (pastel de patata y manzana).

El Ancestral Este de Irlanda

La experiencia del Festival Púca la puedes ampliar al adentrarte en una Irlanda con más de 5.000 años de historia. A primera vista, el Ancestral Este de Irlanda es una tranquila y hermosa tierra de colinas verdes y ondulantes, ciudades encantadoras, jardines exuberantes y aguas tranquilas que se encuentra entre el río Shannon y el mar de Irlanda.

Aquí puedes explorar los monumentos megalíticos de Brú na Boínne, uno de los paisajes prehistóricos más importantes del mundo y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO; también puedes subir la colina de Tara, que fue el hogar de los grandes reyes de Irlanda; o viajar a la época de los primeros cristianos de Irlanda en un recorrido por las cruces altas y la torre circular de la abadía de Mellifont.

Pero es que, si te adentras más hacia el sur en el Ancestral Este de Irlanda, podrás absorber la impresionante vista costera desde lo alto de un faro del siglo XIII. Y es que eso es precisamente lo que ofrece el Ancestral Este de Irlanda: vivir la historia muy de cerca. Navegar hasta la isla Spike, en Cork, conocida como la Alcatraz de Irlanda y en su día la mayor prisión del mundo. Seguir los pasos de los vikingos por las estrechas calles y los tesoros medievales de Waterford. Aquí la historia cobra vida con un telón de fondo de paisajes cuento.

El Valle del Boyne

Las localidades de Trim y Athboy, anfitrionas del Festival Púca 2022, se encuentran en un tranquilo valle al noreste de Irlanda donde podemos recorrer la historia de la isla hasta la prehistoria. Este valle fue en su día el territorio de los grandes reyes de Irlanda y cuenta con una historia que se remonta a más de 5.000 años. Solo tienes que mirar a tu alrededor y descubrirás el legado de todos los protagonistas del pasado de Irlanda, incluidos los antiguos paganos, los grandes reyes, los primeros monjes cristianos, los vikingos, los normandos y los aristócratas angloirlandeses.

Pero este lugar ofrece algo más que monumentos históricos y curiosidades antiguas. Para los amantes de la buena comida, es un lugar difícil de superar, está repleto de agricultores, comunidades pesqueras, productores gastronómicos artesanales, gastropubs y restaurantes, y todos ellos son defensores de los productos locales.

Además, el bello entorno natural ofrece una variedad de actividades, desde kayak en el mítico río Boyne hasta baños en bosques ancestrales, o rutas ciclistas y senderistas en la vía verde del Canal Real, lo que lo convierte en el lugar perfecto para tomárselo con calma, hacer balance y disfrutar del momento.

Puedes visitar una granja local para disfrutar de la vida rural y aprender los conceptos básicos del hurling (un juego gaélico tradicional), hornear pan integral y probar el baile céilí. O puedes sumergirte en los espacios verdes de la región en la ruta de los jardines del valle de Boyne. Y si nos visitas en septiembre, pon rumbo a la costa para disfrutar de las carreras de Laytown, un espectáculo de carreras de caballos único que lleva más de 150 años celebrándose.

 

Fuentes: 

www.pucafestival.com

www.turismodeirlanda.com

Valoraciones de este artículo

5,0 / 5 (13 votos)