hesperiedengarten.jpg

Núremberg: ¡más que una escapada urbana, descubre su lado verde!

Martina-weber.jpg

Martina Weber, Responsable de Marketing internacional de Tourismus Nürnberg

mayo 2022

Martina Weber es responsable del marketing internacional de Tourismus Nürnberg y viaja mucho por todo el mundo para promocionar esta ciudad. "Cada vez que vuelvo a Núremberg después de un viaje de trabajo me siento afortunada por poder vivir en este maravilloso lugar, creo que es una de las ciudades más bellas de Europa y un destino perfecto para una escapada urbana “.

Índice

  1. undefined
  2. undefined
  3. undefined
  4. undefined
  5. undefined
  6. undefined
  7. undefined
  8. undefined
  9. undefined

La ciudad de los derechos humanos

Núremberg (Alemania), es la segunda ciudad más grande de Baviera. En ella viven más de medio millón de habitantes. Cosa que uno olvida por completo cuando contempla su pintoresco casco antiguo con el castillo y sus casitas entramadas o mientras saborea un “Drei im Weggla”, un panecillo relleno con tres salchichas típico de Núremberg.

Feel Good pur! Núremberg es famosa por su talante abierto y liberal y está considerada como la ciudad de los derechos humanos. En los últimos años se han organizado muchas actividades en torno a este tema. A esto hay que añadir su incomparable encanto que la hace realmente única.

El casco antiguo medieval con su imponente castillo imperial es de visita obligada. Mientras paseas por las callejuelas o junto a la muralla histórica te sumergirás en la extraordinaria atmósfera de esta ciudad rebosante de vida.

Paseando por la ciudad

El viajero tiene ocasión de descubrir un motón de cosas mientras recorre Núremberg. En cualquiera de las muchas visitas guiadas a la ciudad podrá explorar el casco antiguo mientras recibe abundante información sobre su pasado. Pero, por supuesto, Núremberg tiene mucho más que ofrecer: por ejemplo, su amplio repertorio museístico. Hay de todo, desde grandes vestigios de la historia de la cultura en el Museo Nacional Germano, pasando por los detalles de la vida y el quehacer de Alberto Durero en los lugares donde vivió y trabajo, hasta la historia del juguete en el Museo del Juguete de Núremberg.

La Nürnberg Karte [NÜRNBERG CARD] permite acceder gratuitamente a los museos más visitados de la ciudad durante 48 horas, utilizar gratis los medios de transporte públicos y ofrece hasta un 50 % de descuento en actividades especiales. Así podrás disfrutar cómodamente de tus vacaciones.

Para todas las edades

Grandes y pequeños descubridores exploran la ciudad siguiendo una serie de pistas, investigan el laberinto subterráneo bajo el Burgberg o se entusiasman con las actividades que ofrecen las exposiciones de los museos. Es muy recomendable recorrer la ciudad en bici. Las bicicletas se pueden alquilar fácilmente mediante el sistema de bikesharing de la VAG (compañía de transportes de Núremberg) para disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad desde carrilles bici perfectamente acondicionados.

Núremberg también tiene preparado un estupendo programa para los más pequeños: en el extenso parque zoológico se pueden contemplar animales exóticos. Además de tigres y jirafas, también ofrece la oportunidad de admirar las más diversas variedades de aves e incluso suricatas. Pasar un día entero en el parque zoológico es toda una experiencia repleta de aventuras. Los niños pueden desfogarse en los parques de juego o recorrer el recinto en el pequeño trenecito. Pero Núremberg también ofrece un programa especial para vivir aventuras a lo grande. El FunPark de Playmobil es el lugar perfecto para todo el que quiera jugar en formato XXL. Los más valientes abordan el barco pirata, asaltan el intrincado castillo feudal o atrapan a los ladrones con los rápidos gokarts de la estación de policía. Los unicornios del país de las hadas invitan a viajar al mundo de los cuentos y, para refrescarse en los días calurosos, nada mejor que los parques de juegos de agua o el recién inaugurado reino de las sirenas con su multicolor paisaje coralino.

Jardines Barrocos de Núremberg

Hay un lugar perfecto para los viajeros que deseen escapar del ajetreo urbano: los Jardines Barrocos de Núremberg, también conocidos como Jardines de las Hespérides, un auténtico oasis en medio de la ciudad. En la Edad Media ya había unos 300 jardines alrededor de las murallas de Núremberg, lugares donde buscaban descanso los ciudadanos acomodados. Al comienzo de la Edad Moderna las familias patricias de Núremberg tomaron como modelo el lujo que desplegaba la nobleza en sus casas de campo y en sus jardines de recreo. Y así plantaron alrededor de sus residencias de verano jardines barrocos con formales praderas de césped y arriates floridos, fuentes, esculturas y limoneros y naranjos siguiendo modelos italianos y holandeses.

Aquí lugareños y visitantes pueden contemplar el legado del pasado, sentarse en un banco y dejar vagar los pensamientos.

Un evento tras otro

En Núremberg se celebra un evento tras otro: los actos culturales de la Blaue Nacht y el Silvestival son citas tan imprescindibles dentro del calendario de actividades de la ciudad como los conciertos únicos de los encuentros de bardos, el Klassik Open Air y el Rock im Park. Además, una serie de fiestas tradicionales, como la Fiesta Popular de Núremberg, la Fiesta de la Ciudad Antigua y el famoso Mercadillo de Navidad del Niño Jesús, atraen a miles de visitantes a la ciudad. ¡Déjate inspirar!

Mercadillos navideños

Pero el evento más grande y famoso de Núremberg no se celebra en verano, como la mayor parte de las actividades de la ciudad. El Mercado del Niño Jesús es un mercadillo navideño que para muchos visitantes constituye uno de los momentos culminantes del año. Huele a galletas especiadas, vino caliente y salchichas. La primera mención de este mercado data del año 1628 y probablemente su origen se remonte a la época de Lutero, cuando surgió la tradición de hacer regalos a los niños en Navidad. En sus 180 puestos de madera, decorados con tela roja y blanca, se siguen ofreciendo hoy día mercancías tradicionales, como adornos de Navidad hechos a mano o exquisiteces gastronómicas. Date una vuelta entre las casetas festivamente iluminadas y déjate hechizar por la atmósfera inconfundible de este mercadillo.

Las salchichas de Núremberg y la cerveza roja

Las salchichas de Núremberg son famosas y apreciadas mucho más allá de las fronteras alemanas. Puedes degustarlas comiendo con la mano las “3 im Weggla”, 3 salchichas metidas en un panecillo (Weggla), o servidas con mucho estilo en platos de estaño en una de las numerosas salchicherías... siempre son un exquisito placer culinario. Para acompañar estas contundentes salchichas te recomendamos una refrescante cerveza roja. Como ciudad productora de cerveza de importancia histórica, Núremberg destaca sobre todo por ser la cuna de la cerveza roja, una auténtica especialidad nuremburguesa. Mientras que la cerveza se considera una bebida típica de Franconia, a la mayoría de los visitantes les sorprende que Núremberg también sea un famoso baluarte del whisky. ¡Así es como esta ciudad consigue que todo el mundo encuentre algo a su gusto!

Los alrededores de Núremberg

La ciudad es el punto de partida perfecto para realizar muchas actividades diferentes en plena naturaleza. Alrededor de Núremberg hay numerosas rutas de senderismo y ciclismo y una gran diversidad de parajes naturales. Existen trayectos muy diversos, para un par de horas, para una excursión de un día o para recorridos de varios días de duración. Se puede cruzar la frontera con la ruta ciclista Paneuropa siguiendo la antigua Ruta del Oro, recorrer el camino de los peregrinos o ir de castillo en castillo por la Ruta de los Castillos. Por el camino el viajero encontrará maravillosos miradores, lugares perfectos para hacer fotos y numerosos atractivos culinarios.

Pero no es necesario irse muy lejos, la ciudad ofrece recorridos fantásticos para hacer a pie o en bici. Con la bicicleta se pueden hacer tours turísticos, rutas por el curso del Pegnitz o pequeñas escapadas hasta la cervecería o el café más cercanos.

Además, si uno quiere ver toda Baviera, Núremberg es el punto de partida perfecto: ciudades como Rotemburgo, Ratisbona o Múnich no quedan lejos y se puede viajar relajadamente hasta ellas en tren.

Derechos fotográficos:

1ª imagen: © Uwe Niklas.

2ª imagen: © Florian Trykowski.

3ª imagen: © Florian Trykowski.

4ª imagen: © Christine Dierenbech.

5ª imagen: © Steffen Oliver Riese.

6ª imagen: © Florian Trykowski.

7ª imagen: © Florian Trykowski.

Valoraciones de este artículo

4,6 / 5 (8 votos)