El Transiberiano, posiblemente el tren más famoso del mundo

El Transiberiano, posiblemente el tren más famoso del mundo

Juan Herrera Traybel, blogger especializado en viajes
Juan Herrera Traybel, blogger especializado en viajes
agosto 2021

Juan Manuel Herrera Traybel es blogger, especializado en viajes, y comparte sus aventuras en En una Mochila y en su podcast El Transiberiano. Ha recorrido más de 50 países en los 5 continentes. De todos estos viajes, el que más le marcó, fue el que hizo a través de Rusia. En el siguiente post nos transmitirá sus experiencias en este enorme país viajando en el famoso tren.

Mi sueño

Cuando tenía ocho años, vi una foto de una amiga de mi mamá donde posaba en la Plaza Roja de Moscú en pleno invierno. Desde entonces, Rusia ha estado siempre en mi cabeza. Con el tiempo, he ido aprendiendo sobre el país y sus curiosidades, aunque, a decir verdad, siempre me lo he imaginado como un lugar frío y gris pues es lo que generalmente transmiten las películas sobre este lugar. Ese preconcepto de Rusia lo llevaba al extremo imaginando que a través de ese enorme país se puede viajar en un tren, “el tren” mas famoso del mundo: el Transiberiano.

Viajar en ese tren y en ese país, se convirtió en uno de mis sueños de viaje y así fue como pasé dos meses en Rusia. Mi objetivo era claro: atravesar el país desde el Pacífico hasta Moscú y pisar la Plaza Roja. Esa foto que había visto de muy chico había llamado mi atención. El tren transiberiano fue la razón para decidirme, pues pasar semejante cantidad de horas recluido en un vagón de tren se me hacía románticamente similar a estar encerrado detrás de la cortina de hierro en la Rusia Soviética. Aquí les dejo mis sensaciones de viajar por Rusia en el Transiberiano.

El Transiberiano

Es imprescindible aclarar que el “Transiberiano” no es un tren específico que atraviesa Rusia permitiendo hacer una suerte de hop-on/hop-off como los buses turísticos, sino que se refiere al trazado de la línea férrea que atraviesa Siberia. Saber esto puede ahorrarnos una confusión a la hora de comenzar a planear el viaje.

¿Existe un servicio que va de punta a punta? Sí. Hay servicios turísticos (o chárter) que tardan menos y se puede hacer el recorrido en el mismo tren en 8-10 días. Las paradas son más cortas y las excursiones están programadas. No te olvides que Rusia tiene ocho husos horarios ¡así que ve ajustando tu reloj!

Sobre el tren en sí

En los trenes regulares rusos, normalmente encontraremos 3 clases:

  1. Primera Clase = SV o Liuks(Lux) donde hay dos camas por cabina cerrada.
  2. Segunda Clase = Kupé donde hay cuatro camas por cabina cerrada.
  3. Tercera Clase = Platzkart es el vagón abierto con 6 camas por sección aunque no hay separaciones con puertas y el mismo pasillo une todas las secciones de 6.

Cada vagón cuenta con el servicio de una especie de azafata/o llamado provodnitza o provodnika según si es mujer u hombre.

Existe un dispensador de agua caliente en todos los vagones que será de gran ayuda si quieres tomar una bebida caliente durante el viaje. En Rusia, el té es la excusa para sentarse a charlar con extraños y lo mejor, es que no importa si no hablas ruso. A este dispensador de agua se lo conoce como Zamovar.

Sobre el servicio a bordo

Al embarcar en el tren, uno presenta a la provodnitza su billete y su documento. Éste nos dará la indicación de dónde queda nuestra cama. Aunque la instrucción viene en ruso, igual uno se ubica por los números.

Una vez el tren en marcha, la provodnitza nos acercará nuestra ropa de cama y toalla de mano. Sobre las literas hay un estante donde se encuentran los colchones y frazadas que son comunes para todos. Es trabajo nuestro armar nuestra cama, pero luego es solo cuestión de dejarse perder en los horizontes infinitos que nos regala solo mirar por la ventana al viajar en este tren.

La provodnitza nos puede prestar durante el viaje unas tazas para el té. El té es una bebida muy popular aquí y siempre nos lo van a ofrecer: el agua la podemos recargar en el Zamovar. “Ty budish chai?”/ Quieres té?”

Para los viajes largos es importante tener en cuenta la comida. De tanto en tanto vendedores ambulantes pasan por cada vagón ofreciendo comidas rápidas, como un wrap o un cheburek (una empanada frita gigante) especialmente a la hora de la comida.

Si uno está con ganas de estirar las piernas se puede ir hasta el vagón-bar por si necesita uno distenderse y airear la cabeza después de tantas horas en el compartimiento. Obviamente recomiendo evitar las horas pico pues va a estar lleno, pero a media tarde se puede ir a sentar uno a ver la vida pasar mientras se toma una cerveza o un té.

Sobre las paradas

Cada vagón cuenta con una raspisanie o cronograma que dice el nombre de la parada, el horario de la parada y por cuantos minutos es esa parada. Nos puede ayudar a saber si podemos bajar a estirar las piernas, o comprar algo, e incluso bajar a fumar para aquel que necesite. Generalmente solo nos dejan descender en aquellas paradas de varios minutos. Si la parada es de menos de 10 minutos prefieren que nadie baje para evitar demoras. Depende de la provodnitza muchas veces.

Sobre el equipaje

Si uno viaja con equipaje normal, no debe preocuparse pues hay lugar para el equipaje tanto sobre las literas como dentro de las camas inferiores que se levantan como si fuese un cajón. Viajar en el tren es muy seguro y viajar en Rusia para mí es muy seguro, pero nunca está de más viajar asegurado para estar cubierto ante cualquier imprevisto.

Mi experiencia

En total realicé 8 desplazamientos de tren, siendo el más corto un viaje de 12hs y el más largo de 61hs. He visitado Vladivostok, Jabárovsk, Irkutsk, Krasnoiarsk, Ekaterimburgo, Kazán, Moscú y San Petersburgo en ese orden.

Cada ciudad tiene algo que mostrar y queda en ti elegir cual quieres visitar:

¿Eres amante de la naturaleza? No te pierdas el Lago Baikal en las cercanías de Irkutsk. Allí sentirás que somos minúsculos ante la magnitud del lago más grande mundo.

¿Te interesa la historia de Rusia? No dejes de visitar Moscú y San Petersburgo donde se respira la vida imperial en cada uno de sus museos y edificios históricos.

¿Te interesa recorrer Rusia de punta a punta? Entonces no olvides poner Vladivostok en tu itinerario porque te arrepentirías.

Atravesar Rusia en el Transiberiano es una experiencia única. En Siberia me tocó conocer gente genial en los trenes, y siempre que viajé me tocaba ser el único extranjero dentro del vagón. Si puedes chapurrear algunas palabras de ruso, te aseguro que te vas a divertir muchísimo: mi sugerencia es llevar un libro de ruso para viajar o cosas así donde puedes leer las frases mas usadas en esas situaciones. Así podrás presentarte, e intentar contar de dónde vienes y hacia dónde vas: el resto lo harán tus compañeros de viaje.

Anécdotas de mi viaje en el tren transiberiano

Conocí en el primer viaje en el tren Transiberiano a Viktor, un ruso que viajaba de Vladivostok a Jabaróvsk para hacer un curso de capacitación para la empresa de los trenes rusos. Estaba recientemente retirado del ejército donde trabajaba en un barco bombardero y hacía poco se había casado con su novia. Esta descripción de Viktor que hice en dos líneas nos habrá tomado unos 15 minutos de comunicación para entendernos.

Meniá zavut Juan – ochim pryatna / Me llamo Juan - mucho gusto

Lo que me ha quedado para siempre fue aprender a jugar a las cartas. Hay un juego de cartas de ataque y defensa que se llama Durak: se juega con cartas de póker y no hay ganadores sino un perdedor, que es el que aún tiene cartas cuando todos ya se han descartado. ¡El perdedor es llamado Durak! ó tonto, en español. Este juego me acompañó en mis días en Rusia, ya que es un juego popular y todos lo saben jugar de niños a adultos. Personalmente no me iba muy bien pero también tuvimos oportunidad de jugar al UNO y ahí ya mi suerte cambió para mejor. Jugando al UNO pude aprender a decir los números y los colores en ruso.

Una experiencia curiosa fue conocer a Maxim, que ahora es electricista, pero antes fue Mayor en el cuerpo de blindados, y manejaba tanques. Volvía de casa de su padre que visitaron por lo que se trajo algunos ítems que formarán parte de su “museo”. Uno de estos era un casco para usar dentro del tanque, por lo que nos lo calzamos y posamos en una foto para el recuerdo.

Atravesé Rusia entre los meses de septiembre y Octubre: al comienzo aún hacía mucho calor y fuimos a la playa en Vladivostok a orillas del pacífico. Pero para el final del viaje ya había comenzado a nevar un poco. En cada ciudad, pude conocer gente que se ha esmerado en ayudarme en todo lo que necesité, me han llevado a conocer los lugares típicos de cada ciudad. Y solo puedo decir que mi impresión de Rusia había estado muy errada: me llevo la sensación de que son personas muy cálidas, que quieren ser excelentes anfitriones y que se preocupan de que cada uno que visita su tierra se lleve una memorable experiencia. Están muy orgullosos de su tierra y quieren mostrártela siempre en su esplendor.

Atravesando Siberia en Rusia, dejé un montón de amigos, y siempre he sentido que me han tratado como familia. Hay muchos mitos para derribar, y espero que con lo que les he relatado se hagan una idea de que en Rusia no todo es lo que parece.

Podcast

Les puedo recomendar escuchar mi podcast dedicado al Transiberiano donde pueden redondear las ideas que he dejado plasmadas en esta nota. El Transiberiano es un viaje que merece prepararlo con tiempo o bien dejar esta organización en manos de expertos como Icárion, pues es un viaje único en la vida que vas a recordarlo para siempre.

Viajes Icárion Transiberiano:

Ruta Occidental.

Ruta Completa.

Da vstrechi! / Hasta luego!

Valoraciones de este artículo

Valoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículo
Valoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículo
5 / 5 (19 votos)