Cómo vestirse en Laponia: consejos para preparar el equipaje perfecto

Cómo vestirse en Laponia: consejos para preparar el equipaje perfecto

Pedro Gost, guía turístico experto en destinos árticos.
Pedro Gost, guía turístico experto en destinos árticos.
mayo 2021

Pedro Gost es uno de los españoles que más veces ha viajado a Laponia. Mallorquín de nacimiento, a Pedro la han atraído las regiones del Ártico desde que tiene uso de razón. De ahí que decidiese pasar algunas etapas formativas y profesionales en Islandia, Noruega y Finlandia, aprender varios de estos idiomas y que solo la pandemia evitase que en 2020 completase el récord de haber guiado durante 22 inviernos consecutivos a grupos de clientes españoles en Laponia.

Dudas lógicas y habituales

He tenido la fortuna de guiar y mostrar en primera persona todos los rincones y lugares increíbles de Laponia durante más de un cuarto de siglo y cuanto más lo hago más me gusta. Durante este tiempo he podido constatar que las dudas de los que se acercan por primera vez a esta región son tan recurrentes como lógicas. Una de ellas y que representa uno de los mayores retos para los guías siempre ha sido explicar cómo sobrellevar, con el menor impacto posible en nuestro cuerpo, las condiciones climáticas, que a veces pueden ser muy adversas en la región más septentrional de Europa. Es decir, conseguir que el viaje a Laponia perdure en nuestra memoria por cualquier otro motivo que no sea el frío que se pasó durante el mismo.

La ropa y el frío

Es por ello por lo que cuando me invitaron a escribir este post tuve claro que esta era la primera duda que hay que resolver y sobre la que más se puede hablar a priori al futuro visitante de Laponia. En las siguientes líneas, ya desde mucho antes de iniciar el viaje, me gustaría conseguir tranquilizar a todos los que se aventuran a realizar el que probablemente sea uno de los mejores viajes de su vida que haciendo bien la maleta y vistiéndose según estos consejos el frío será una anécdota más del viaje a Laponia.

¿Cómo vestirse en Laponia en invierno?

La pregunta ¿cómo vestirse en Laponia en invierno? es una de las más repetidas por cualquier viajero que desee visitar esta región de Europa e incluso de las más buscadas en Google. Es importante recordar que esta zona se encuentra en el norte de Finlandia, Noruega y Suecia en latitudes al norte del Círculo Polar Ártico por lo que las temperaturas pueden llegar a ser muy extremas desde diciembre hasta marzo (entre 10 y 35 grados bajo cero). Así que, si estás pensando viajar con Icárion a Laponia, te recomendamos seguir detalladamente esta información.

Vestirse por capas

Os detallo a continuación lo que no debe faltar en tu maleta. El sistema de abrigarse por capas o “sistema cebolla” como coloquialmente solemos llamarlo los del gremio de guías es el más recomendado y para ello es necesario tener claro de qué debe constar cada una de estas capas o piel de la cebolla.

Capa 1

Necesitarás ropa interior térmica lo más ajustada posible a tu cuerpo para lograr que esa primera capa cobre toda la importancia que merece. Hay que destacar que esta capa debe mantenerse siempre seca y que sea transpirable. Esta capa es muy importante, si no es la más importante, porque está en contacto directo con la piel. Por debajo de esta capa solo se pone ropa interior. No es recomendable ponerse algodón ya que absorbe la humedad y el sudor.

  • Piernas: unas mallas térmicas ajustadas.
  • Manos: unos guantes térmicos o de forro-polar.
  • Torso: una camiseta térmica, poniéndose un pasamontaña o buff térmico para que cubra el cuello.
  • Cabeza: un buen gorro de lana o piel es esencial, preferiblemente aquellos que cubren las orejas y cara.

Capa 2

A la base anterior, debes añadirle una segunda capa a base de prendas gruesas. Un pantalón de esquiar o de montaña cómodo por ejemplo y un buen forro polar. Insisto, la transpiración es fundamental para que el sudor haga las veces de termostato natural de tu cuerpo. La Segunda capa de ropa consiste en ponerse ropa gruesa y si se puede que sea también térmica y hecha para la nieve como ropa polar o lana. La lana es mejor en caso de que no se vaya a sudar posteriormente, en caso contrario se pone ropa térmica más gruesa que la anterior de la capa 1.

  • Pies: Uno o dos pares de calcetines térmicos gruesos de esquiar (¡pero no de algodón!). Se recomiendan los de lana para cubrir a los térmicos.
  • Piernas: Unos pantalones de esquiar o de montaña. A evitar los vaqueros, pana, chandals, etc
  • Manos: unos guantes de lana o de polar tipo goretex.
  • Torso: un forro polar.

Capa 3

La tercera capa es la que está formada por chaquetas de esquiar o de montaña, protectores, gorros, guantes y complementos varios que sean impermeables. En este caso, resulta básico impedir que la humedad entre en contacto con la ropa que cubren estas prendas para evitar enfriamientos. La última capa de ropa es para parar el aire y la nieve. Si vais a hacer una actividad como un safari en motos de nieve te entregaremos un traje térmico mucho más grueso que una prenda de esquiar, así como botas de nieve y manoplas. ¿Excesivo? ¡No, es justo todo lo que se necesita!! Si te quedas durante muchos minutos parado en el exterior, sin actividad, a una temperatura muy baja, empezarás a notar el frío. Es por ello por lo que el traje térmico que en Icárion se entrega a los participantes de casi todos los programas de viaje a Laponia está más que justificado.

  • Pies: Unas botas impermeables y para la nieve o botas de montaña térmicas goretex, normalmente 1-2 números mayores al calzado habitual para permitir llevar varios calcetines y porque, no nos olvidemos, el aire que se forma entre capa y capa también es aislante del frío.
  • Pies: Unas botas impermeables y para la nieve o botas de montaña térmicas goretex, normalmente 1-2 números mayores al calzado habitual para permitir llevar varios calcetines y porque, no nos olvidemos, el aire que se forma entre capa y capa también es aislante del frío.
  • Cara: un buff de forro-polar para proteger el cuello y la cara si se necesita.
  • Cabeza: un buen gorro de lana o piel con orejeras para cubrir la cara y orejas principalmente.

Otros complementos necesarios en la maleta

Aparte de estas tres capas no debes olvidarte de completar tu atuendo para tu viaje a Laponia con:

- Unas buenas botas y mochila. Escoge una bota de invierno sólida y ponte varios calcetines. No te olvides de tu mochila impermeable, que no se moje su contenido en caso de dejarla encima de la nieve, para ir cambiándote los calcetines y las prendas que se mojen conforme lo vayas necesitando.

- Gafas de sol y de esquiar. La ceguera que provoca la nieve y el sol entre los meses de marzo-mayo es más peligrosa de lo que parece y puede dañar tu retina con enorme facilidad. Sin embargo, si viajas en Diciembre o Enero prácticamente no te van a hacer falta.

- Complementos varios: a los clásicos guantes, gorros y bufandas has de añadirles varios artículos que están relacionados con el montañismo y que consisten, por ejemplo, en bolsas de gel que se calientan al tacto y similares. Sobre todo son ideales para meter en las botas y guantes de los niños para realizar actividades en los que pasas mucho tiempo al aire libre . Otros complementos recomendables son la crema para manos secas y cacao labial y las cremas faciales hidratantes para el frío y la nieve. Pero no olvides ponértela por las noches, después de una ducha o de la sauna, pero nunca antes de salir de excursión por las mañanas porque la crema de tu cara se puede congelar con facilidad y hacer que pases más frío.

- Un pasamontaña térmico es muy recomendable, nos protegerá del frío en situaciones verdaderamente extremas y en todas las actividades de acción y velocidad ya que tendremos la cara, nariz, orejas y toda la cabeza bien protegida del aire frío.

- Un par de manoplas o guantes de esquí (se recomienda siempre tener unos térmicos como primera capa y los otros encima y otros de repuesto en la mochila)

Alimentación

Barritas energéticas, frutos secos y aperitivos saludables: lo sabemos, no es ropa y puedes comprar estos productos allí, pero recuerda que cada trayecto consiste en varios kilómetros sobre la nieve a una temperatura baja. Estos artículos os darán energía y os ayudarán a enfrentaros a cualquier tipo de bajón físico provocado por la intensa actividad que requiere este viaje. Si el estómago está activo mantiene una mejor temperatura corporal lo cual quiere decir que hay que desayunar fuerte antes de iniciar este tipo de actividades también, especialmente los niños a los que muchas veces debemos recordárselo. Pensad en ellos y en lo que suelen desayunar habitualmente en su día a día e ir preparándolos para que se adecuen a horarios y costumbres locales y que sus desayunos en Laponia sean lo más completos posibles. Por la propia idiosincrasia cultural de estas nacionalidades nórdicas (y en general en casi cualquier lugar fuera de España) las comidas más fuertes del día son el desayuno y la cena.

No es invierno todo el año en Laponia

Otra de las dudas más recurrentes es sobre el tiempo que dura el invierno, cuándo caen las primeras nevadas, si en verano hay nieve, etc. Hablaremos de la estacionalidad del destino en otro post pero conviene recodar simplemente ahora que a partir de Mayo/Junio la nieve se derrite y en verano el tiempo suele ser soleado con temperaturas de hasta 20ºC-25ºC. En este caso conviene llevar bañador para refrescarse en los lagos y ríos de Laponia, repelente de mosquitos y gafas de sol y antifaz para dormir cómodamente durante la época que dura el Sol de Medianoche, cuando el sol no desaparece del horizonte durante las 24 h del día.

Ahora que ya conoces esta información imprescindible sobre cómo vestirte para ir a Laponia, solo falta que te animes a embarcarte en un viaje inolvidable

Valoraciones de este artículo

Valoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículo
Valoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículoValoraciones de este artículo
4,84 / 5 (45 votos)